Proclama antinuclear

Las soluciones para la crisis climática son claras: Una rápida y justa transición hacia un sistema energético sin centrales nucleares ni de combustión fósil. El único camino seguro para frenar los impactos del uso de energía que repercute en el calentamien to del clima global consiste en cambiar lo más rápido posible de las anticuados modelos de energía del siglo XX con su tecnología nuclear y fósil contaminante hacía las seguras, limpias, accesibles, sostenibles e inteligentes tecnologías del siglo XXI.

Sobre todo la energía nuclear no es solución para la crisis climática – lo contrario: su utilización continuada acelera el calentamiento global porque sabotea la utilización de sistemas de energías limpias.

Entre un sinfín de problemas, la energía nuclear presenta los siguientes:

  • está basada en violaciones de derechos humanos y racismo medioambiental: La minería de uranio y el almacenamiento de basura nuclear buscan sobre todo utilizar países en desarrollo, naciones indígenas y comunidades con falta de in gresos. Las emisiones radioactivas son el doble de dañinas para mujeres y niñas que para el género masculino. Y la contaminación radioactiva perjudica sin discriminación generaciones futuras, envenenando el medio ambiente para cientos de miles de años.
  • La energía nuclear es demasiado sucia: Reactores nucleares y la cadena de combustión nuclear producen inmensas cantidades de mortal basura nuclear que va aumentando en todos los sitios donde se emplea energía nuclear. La cadena de combustión nuclear es causante de muchas más emisiones de carbón que las energías renovables y el ahorro energético razonable. Todos los reactores emiten continuamente radiaciones y basura radioactiva. Los científicos confirman que no existe un „nivel seguro“ de exposición a la radioactividad.
  • La energía nuclear es demasiado peligrosa: El uso continuado de la energía nuclear conducirá inevitablemente a más accidentes como los de Fukushima, Church Rock y Chernobyl. La tecnología y los materiales que son necesarios para el desarrollo de la energía nuclear pueden ser desviados hacía programas de armamento nuclear.
  • La energía nuclear es demasiado cara: es el sistema más costoso posible para reducir las emisiones del carbón y de metano – su utilización no permite inversiones en fuentes de energía limpia. El desarrollo de la energía nuclear es demasiado lento: utilizar la energía para reducir las emisiones de combustibles fósiles haría necesario un programa de construcción de centrales nucleares sin precedentes y más allá de las capacidades constructoras del mundo en un espacio de tiempo aceptable.

Energía limpia basada en la energía solar, del viento, geotermal, empleo de métodos eficientes, producción de energía bien diseminada, almacenamiento de electricidad y otras tecnologías avanzadas pueden satisfacer las necesidades mundiales de energía sin las emisiones de combustible fósil y de metano, sin basura nuclear y otros contaminantes.

Climate change & nuclear power

An analysis of nuclear greenhouse gas emissions by Jan Willem Storm van Leeuwen, MSc / commissioned by the World Information Service on Energy (WISE)

Sign our petition

Nuclear power in particular cannot solve the climate crisis. Indeed, its continued use exacerbates global warming by preventing the deployment of clean energy systems.

COP-23-Alliance